jueves, 22 de marzo de 2007

Cómo tirarse de un tren en marcha


Vamos a analizar el problema desde un punto de vista físico, ¿cómo debemos saltar? ¿en el sentido de la marcha del tren o en sentido contrario?.
Si lo que queremos es que nuestra velocidad sea la menor posible en el momento de la caída, la respuesta debería ser en sentido contrario a la marcha, para que las dos velocidades se resten. Pero, esta opción es arriesgada porque probablemente la velocidad del tren sea mayor que la velocidad de nuestro salto y, por tanto, eso hará que caigamos de espaldas y una caida hacia atrás es más peligrosa que si caemos de frente (siempre podemos intentar frenar el golpe poniendo las manos) . Para evitar esto último, y aunque resulte extraño, la mejor opción sería saltar en sentido contrario a la marcha y de espaldas, para tener la oportunidad de caer de frente...
Moraleja: Nunca te tires de un tren en marcha.

Fotografía de Ben Harris-Roxas (en flickr)